Aerotermia, bomba de calor aire – agua: ventajas frente a otros sistemas de climatización

Aerotermia, bomba de calor aire – agua: ventajas frente a otros sistemas de climatización

La aerotermia es una tecnología que utiliza la energía contenida en el aire, una fuente renovable, para la generación de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria mediante una bomba de calor con un compresor inverter.

Para su funcionamiento, la aerotermia utiliza la bomba de calor aire agua. Estos equipos toman el calor del aire exterior y lo transfieren a un circuito de agua. A través de un intercambiador, la energía generada se transmite al agua para la generación de calefacción -con suelo radiante, radiadores o fancoils– y también para la producción de ACS.

En modo refrigeración, se produce el efecto a la inversa. El intercambiador interior es el que absorbe el calor del ambiente calentando el agua y a través de la unidad exterior se cede el calor del agua al aire, siendo el intercambiador interior el que absorbe el calor del ambiente calentando el agua y el intercambiador exterior el que cede el calor del agua al aire.

En este tipo de sistemas con tecnología inverter se consiguen importantes ahorros gracias al modo de funcionamiento del compresor, ya que este tipo de equipos puede funcionar a diferentes velocidades manteniendo la temperatura de una estancia de una forma constante, sin fluctuaciones de temperatura. De esta forma, se adapta la potencia de la bomba de calor a las demandas energéticas de la instalación, sin que el compresor tenga que arrancar cada vez que sea necesario, lo que redunda en un importante ahorro de energía.

La aerotermia, un sistema muy eficiente

Para saber si la aerotermia es una tecnología eficiente primero debemos definir el COP o coeficiente de rendimiento que lo que nos indica es la cantidad de calor útil que proporciona la bomba de calor aire-agua por cada kWh de electricidad que consume.

Este coeficiente de rendimiento varía en función de diversos parámetros como la temperatura exterior, la temperatura consignada por los usuarios de la vivienda o la temperatura de impulsión del agua que requiera cada sistema de calefacción, para la transmisión del calor en las distintas estancias de la vivienda, bien por suelo radiante, fancoils o radiadores.

Para una correcta eficiencia y funcionalidad, una bomba de calor debe alcanzar un COP de entre 2 y 6, dependiendo de la diferencia entre las temperaturas interior y exterior. Una media habitual de coeficiente para la bomba de calor aerotérmica es entregar 4 kW de energía de calefacción, consumiendo solo 1 kW eléctrico, por lo que capta los 3 kW restantes del aire ambiente de manera gratuita.

Estos rendimientos tan elevados convierten a la aerotermia en uno de los sistemas para calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria más eficientes y demandados en la actualidad.

La aerotermia, un sistema muy eficiente

Como tecnología o sistema de climatización de una vivienda, las ventajas de la aerotermia sobre otros sistemas convencionales son innumerables, pero principalmente nos gusta destacar estas tres áreas en las que la aerotermia destaca sobre otros sistemas:

Desde el punto de vista medioambiental:

  • Es una energía renovable.
  • Se reducen las emisiones de CO2.

Desde el punto de vista del ahorro y la eficiencia:

  • Proporciona un elevado ahorro energético, ya que el 75% de energía procede del aire exterior.
  • Es un sistema con una alta eficiencia y elevado rendimiento. Los equipos de aerotermia presentan un rendimiento (denominado COP) muy alto, sobre el 4 o el 5, lo que se traduce en que por cada kWh eléctrico consumido, el equipo puede producir unos 4-5 kWh térmicos.
  • Funciona dentro de un amplio rango de temperaturas. La aerotermia está preparada para ofrecer calor incluso a temperaturas exteriores extremas de -20ºC y proporcionar frío con temperaturas de hasta 48ºC.
  • Gracias a la tecnología inverter, estos equipos se adaptan a la perfección a la potencia requerida, asegurando el confort, ahorrando energía y alargando la vida del producto.
  • En comparación con otros sistemas como los de calderas de condensación con gas natural o los de calderas de baja temperatura con gasoil, la aerotermia ofrece unos consumos muy inferiores comparados con estos sistemas convencionales, superando el 40% de ahorro energético en temporada de calefacción, calculado en base a comparativas de consumos reales.

Desde el punto de vista de la instalación y el mantenimiento:

  • Nos puede proporcionar calefacción, refrigeración y ACS todo en un mismo sistema.
  • Puede complementarse con otros sistemas ya implementados en la vivienda.
  • Su instalación y mantenimiento son muy sencillos al no incorporar chimeneas o quemadores que obligan además a inspecciones anuales periódicas.
  • Es un sistema idóneo tanto para proyectos de renovación y rehabilitación de viviendas, como de obra nueva.
  • Puede conectarse a un termostato para obtener un control y una gestión perfectas de la calefacción y refrigeración de la vivienda.

Comparativa de ahorros con Aerotermia Thermira

Sin ninguna duda, la aerotermia es la solución idónea para cualquier tipo de vivienda, ya que proporciona un elevado nivel de confort con un consumo energético mínimo, un importante ahorro y, todo ello, utilizando además una fuente de energía renovable, lo que repercutirá directamente en el medio ambiente, en nuestro bolsillo y mejorando además, la calificación energética de la vivienda.

Tags: