Termos eléctricos inteligentes con función Smart para ahorrar energía

Termos eléctricos inteligentes con función Smart para ahorrar energía

Ventajas de instalar un termo eléctrico inteligente

El termo eléctrico es uno de los electrodomésticos más importantes de una vivienda ya que su principal función es la de calentar el agua y mantenerla a una temperatura constante.

Los termos son independientes y para uso individual de cada vivienda y su tamaño y capacidad varían en función de las necesidades de la vivienda o local. Actualmente existen en el mercado termos que van desde los 10 litros de capacidad para espacios muy pequeños y demanda de agua caliente de forma rápida y en pequeñas cantidades hasta termos de 300 litros para aquellos hogares o recintos donde la demanda es muy superior.

Mujer tomando un baño escuchando música al fondo un termo eléctrico inteligente active Gabarrón

Funcionamiento e instalación de un termo eléctrico

El modo de funcionamiento de un termo eléctrico es muy sencillo. Estos equipos son tanques de agua que incorporan en su interior una resistencia eléctrica que es la que calienta el agua. Cuando la temperatura del agua alcanza el nivel deseado la resistencia se apaga y cuando la temperatura del agua del termo disminuye, la resistencia entra de nuevo en funcionamiento para mantener una temperatura constante del agua.

Resistencia envainadas independientes de un termo eléctrico inteligente active de gabarrón

A la hora de calcular su capacidad es habitual considerar un consumo por persona y día de 50 litros aunque muchas veces dependerá del espacio disponible para su instalación.

Con respecto al espacio también habrá que tener en cuenta que, aunque la posición optima de instalación de un termo es la posición vertical, existen termos diseñados para instalarse en posición horizontal.

Termo eléctrico inteligente Active Multifix GTF instalación vertical u horizontal (con las tomas a la izquierda)

También será importante siempre que sea posible, instalar el termo en el interior de la vivienda y lo más cerca posible de los puntos de toma de agua caliente, es decir, cocina y baños, con el fin de evitar pérdidas de calor, especialmente en invierno.

Cómo ahorrar con un termo eléctrico

Si tenemos en cuenta que para su funcionamiento el termo eléctrico consume electricidad, será fundamental tener en cuenta seguir una serie de recomendaciones que nos permitirán ahorrar en el recibo de la luz.

Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • Elegir un termo eficiente y que nos permita ahorrar energía; existen en el mercado termos eco Smart que ofrecen el equilibrio perfecto entre ahorro en consumo energético y el confort deseado. Estos termos están especialmente indicados en hogares donde se da un hábito repetitivo en el consumo de agua caliente sanitaria ya que, el propio termo memoriza dichos hábitos y los utiliza para calentar y preparar el agua en las horas habituales reduciendo el consumo de energía eléctrica fuera de estos tramos.
  • Contratar tarifas con discriminación horaria; la contratación de una tarifa con discriminación horaria permite reducir considerablemente la factura de la luz si programamos su funcionamiento para las horas del periodo valle en las que el precio del kWh es más bajo.
  • Elegir un termo con un buen aislamiento térmico; se utiliza poliuretano inyectado libre de CFC y HCFC, respetuoso con el medio ambiente, entre la envolvente y el calderín. Con ello se obtiene muy bajo coeficiente de conductividad térmica que proporciona un mayor ahorro energético.
  • Colocar un perlizador en los grifos y en la ducha; estos pequeños dispositivos denominados también atomizadores o economizadores de agua para grifos, mezclan el agua con aire con lo que la cantidad de agua empleada es mucho menor sin que el usuario perciba esta sensación. Con este sistema se ahorra hasta el 50% del agua y de la energía necesaria para calentar. Además, el termo eléctrico trabajará con una presión de agua muy baja y un caudal muy pequeño lo que también repercutirá en el ahorro de agua.
  • Si el termo no es programable, incorporar un temporizador o reloj programador; con estos aparatos podremos programar el encendido del termo con la antelación necesaria para poder utilizar el agua caliente cuando la necesitemos, apagándose posteriormente. De esta forma, se evita que el termo mantenga el agua caliente durante todo el día de forma innecesaria. Actualmente existen programadores que nos permitirán conectar el termo vía wifi desde el dispositivo móvil.

En cualquier caso, a la hora de elegir un termo debemos buscar un equilibrio entre el confort, el ahorro y la optimización del espacio por lo que, lo aconsejable siempre será, recurrir a empresas y profesionales acreditados. La gama de termos ACTIVE de Gabarrón reúne una serie de ventajas en cuanto a características técnicas, capacidades y requisitos necesarios para la instalación, fundamentales para elegir el equipo más adecuado.

Tags: