Ventajas de contratar la tarifa eléctrica con discriminación horaria

Ventajas de contratar la tarifa eléctrica con discriminación horaria

¿Cuáles son las ventajas de las tarifas eléctricas con discriminación horaria con la calefacción eléctrica?

La calefacción supone hoy en día uno de los gastos energéticos más importantes en los hogares, especialmente en aquellas zonas climatológicamente más frías. Es por ello, que elegir el sistema más adecuado en función de nuestras necesidades y demanda debe ser un tema que debemos valorar cuidadosamente.

En España, uno de los sistemas de calefacción más habituales es de la calefacción eléctrica por acumulación; un sistema de fácil mantenimiento y que, además, no requiere de grandes obras para su instalación.

Este sistema de calefacción eléctrica por acumulación transforma la energía eléctrica en calor, la almacena y libera este calor en función de la demanda y de las necesidades de la vivienda.

En la actualidad, los acumuladores disponen de sistemas de regulación automática que permiten aumentar o disminuir la cantidad de carga diariamente y ajustando la misma con lo que se consiguen importantes ahorros en el consumo.

Pero debemos tener en cuenta que, los acumuladores eléctricos están diseñados para aprovechar la energía más barata y por tanto son sistemas que requieren disponer de una tarifa eléctrica con discriminación horaria.

¿Cómo funciona la tarifa eléctrica con discriminación horaria?

La tarifa eléctrica con discriminación horaria, sustitutiva de la antigua “tarifa nocturna”, es una tarifa dirigida a consumidores con menos de 15kW de potencia contratada y que establece diferentes precios según el momento del día en que se realiza el consumo.

La característica de este tipo de tarifa es que aplica diferentes precios del kW/hora consumido en función de la hora del día en la que se realiza el consumo. De esta forma, con esta tarifa se divide el día en dos periodos; un periodo punta en el que el precio de la electricidad es entre un 15 y un 20% más elevado y un periodo valle con un precio mucho más económico para la electricidad que consumimos, con un descuento en la energía consumida de casi el 50%

Los horarios de estos periodos varían en función de la época del año siendo:

  • Periodo punta: de las 12 horas a las 22 horas en horario de invierno que comienza con el cambio de hora del último fin de semana de octubre; y de 13 horas a 23 horas en horario de verano que comienza a aplicarse a partir del cambio de hora del último fin de semana de marzo. En total, 10 horas diarias.
  • Periodo valle: desde las 22 horas hasta las 12 horas en horario de invierno y desde las 23 horas hasta las 13:00 horas en horario de verano, es decir, un total de 14 horas diarias.

Teniendo en cuenta estos periodos se entiende que cuanto mayor consumo eléctrico se realice en durante el periodo valle, mayor ahorro directo se tendrá en las facturas de la luz, ya que se estará pagando lo mínimo posible por la energía.

Ventajas de contratar la tarifa eléctrica con discriminación horaria

Para comprobar si este tipo de tarifa se adapta a nuestras necesidades y nos permitirá ahorrar en nuestra factura energética bastará con realizar un rápido análisis de nuestros hábitos y del estado de nuestro contrato de luz.

En cualquier caso, conviene conocer los principales beneficios de la tarifa con discriminación horaria:

  • Es un tipo de tarifa idónea para aquellos hogares que disponen de sistemas de calefacción por acumuladores y agua caliente sanitaria por acumulación ya que pueden realizar la carga durante el periodo de horas valle que, al ser de 14 horas, aumenta las prestaciones y versatilidad de este tipo de equipos.
  • Si además se adapta el uso de otros electrodomésticos como lavadoras, secadoras, lavavajillas, etc. a este periodo de horas valle, el ahorro en la factura eléctrica puede ser aún muy superior.
  • Con los nuevos contadores no hay que realizar ningún cambio en la instalación ya que los nuevos equipos controlan el consumo de electricidad hora a hora.
  • En base a los datos de la Organización de Consumidores y Usuarios, de media los hogares concentran un 50% de su consumo en el horario valle cuando bastaría tener un consumo de un 30% en esta franja de horario para poder ahorrar. Este cambio en la factura tiene un coste de 11 euros y el usuario ahorraría como mínimo 70 euros al año sin modificar sus hábitos de consumo.

Hay que tener en cuenta que cualquier consumidor o usuario puede cambiar su contrato a la discriminación horaria, independientemente de si está suscrito al mercado libre o al mercado regulado, pero dada la diversidad de tarifas existente, será aconsejable recurrir a un comparador de tarifas de luz para poder acceder a la mejor oferta del mercado.

Y si una vez contratada, el usuario comprueba que no realiza la mayor parte de su consumo durante el periodo valle y, por tanto, no le es rentable, siempre podrá volver al sistema de tarificación anterior.

Esquema descriptivo de la tarifa con discriminación horaria

Esquema descriptivo de la tarifa con discriminación horaria